top of page

Consejos para combatir el estrés durante la búsqueda de empleo




Desde SOLI sabemos que la búsqueda de empleo es un proceso amplio que conlleva muchas horas de trabajo y puede convertirse en una situación verdaderamente difícil: buscar ofertas, enviar currículums y asistir a entrevistas para que al final la respuesta sea un “no” puede provocar ansiedad, estrés o desmotivación en quien atraviesa esta situación.


Para poder combatir estas emociones, es importante crear buenos hábitos que te permitan establecer nuevas rutinas y que te puedas sentir menos abrumado, ansioso y triste.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos que pueden ayudarte:


  1. Planifica tu día. Te recomendamos que te organices y planifiques unas horas al día para dedicarte activamente a la búsqueda de ofertas de empleo y al envío de CV. Dedica, en la medida que puedas, algo de tiempo al ocio, es decir, trata de hacer cosas diferentes y mantenerte activo.  

  2. Prepara un planning con objetivos y plazos. Te recomendamos que te marques objetivos que estén a tu alcance y que dependen de ti -enviar dos candidaturas al día- y que tus expectativas no sean demasiado elevadas en relación a los resultados.  

  3. Mantén tu mente ocupada. Aprovecha el tiempo libre que tienes para formarte, realizar un voluntariado o acreditar tus competencias. Asegúrate de que los nervios no te paralicen en la búsqueda de empleo.  

  4. Piensa de forma optimista. Encontrar el puesto adecuado y la empresa apropiada es difícil y lleva tiempo. Es fácil venirse abajo y perder la motivación durante el proceso, pero no permitas que esto suceda. Mantén  una actitud positiva y optimista.  

  5. Practica la amabilidad y el autocuidado. Una búsqueda de empleo sin rumbo puede ser agotadora. Tómate tu tiempo y sé amable contigo mismo. Recuerda que si no te han seleccionado no es nada personal. Seguir una dieta sana, dormir lo suficiente, meditar y utilizar técnicas de respiración  te ayudarán a mantener bajo control tus niveles de estrés.


Algunas técnicas de respiración que pueden ayudarte a calmar los nervios son:


Respiración diafragmática: Puedes estar sentad@ o tumbad@, asegurándote de que la espalda esté apoyada. Coloca una de las manos sobre el pecho y la otra sobre el abdomen. Vacía de aire completamente los pulmones, inhala lentamente por la nariz y nota cómo se eleva la mano del abdomen, mientras la del pecho se mantiene quieta. Después de mantener el aire unos segundos, exhala por la boca lenta y profundamente. Repítelo durante 5 o 10 minutos, 3 o 4 veces al día

               

Respiración cuadrada: Es perfecta para eliminar la sensación de estrés y disfrutar del relax, la concentración y la calma. Siéntate con la espalda erguida, y tomando aire siempre por la nariz debes inhalar durante 4 segundos, retener el aire durante 4 segundos, exhalar, en el mismo tiempo, y retenerlo de nuevo también 4 segundos.

 

Respiración alterna: Consiste en respirar de manera alterna tapando uno de los orificios nasales. De nuevo sentad@ y con la columna erguida, debes tapar la fosa nasal derecha e inhalar por la izquierda largamente y tras ello, tapar la fosa nasal izquierda y exhalar por la derecha. (El proceso debe repetirse entre 10 y 15 rondas)

 

Respiración del Océano: Consiste en inhalar y exhalar por la nariz realizando un suave sonido en la garganta. Debemos estar sentado@, en posición de meditación y durante la exhalación proyectar el aire como si fueras a empañar un espejo, esa es la acción de la garganta, para después cerrar los labios y buscar el mismo efecto respirando siempre por la nariz.

 

 

PIO de SOLI UGT.IB forma parte del programa: “SOIB Itinerarios Integrados de Inserción”, promovido por el SOIB y cuenta con la financiación del Fondo Social Europeo Plus (FSE+).

12 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page