Entrevista de trabajo: Cómo acertar con las preguntas tópicas

Actualizado: 17 sept 2021


Las entrevistas de trabajo representan un momento delicado para cualquier aspirante al puesto de trabajo. En ocasiones, el estrés habitual se ve incrementado por preguntas ‘creativas’ por parte del entrevistador. Pero este tipo de cuestiones no siempre se dan.


Sin embargo, existe otro tipo de preguntas más recurrentes o tópicas a las que seguro que nos hemos tenido que enfrentar más una vez. Este tipo, más habituales que las creativas, sí podemos y debemos practicarlas, por si acaso.


A continuación, os dejamos un ejemplo de este tipo de preguntas junto con algunos consejos para dar una respuesta con la que acertaréis seguro.


1. ¿Qué idiomas hablas?

Si en tu currículum pone que hablas algún idioma y para ese puesto de trabajo es necesario, no tengas duda de que te pueden caer una o varias preguntas a las que deberás responder, en inglés, alemán, francés… En España solemos ser generosos en esta autoevaluación, un error que suele quedar pronto al descubierto así que procura ceñirte a la realidad.


2. ¿Cómo conseguiste tu último trabajo?

En este punto, debes demostrar que tienes iniciativa y que eres unx trabajadorx activx. Por lo que, si conseguiste el trabajo por tus propios medios, es bueno que expliques como lo hiciste y pongas en valor tu proactividad. Es vox populi que muchas oportunidades de trabajo surgen por el boca a boca, así que puedes comentarlo si ese fue tu caso.


3. ¿Te han echado de algún trabajo?

En un proceso de selección es importante no mentir, debes responder afirmativamente si así ha sucedido y no esconder nada, ya que es algo muy fácil de averiguar. Si inciden en la pregunta, evita criticar a tu anterior empresa o jefes, intenta llevarlo a tu terreno y no culparte por ello. Es interesante que puedas exponer lo que has aprendido de esa situación, cómo eso te ha hecho cambiar, mejorar y contar lo que sucedió sin entrar en detalles que te perjudiquen.


4. ¿Quién puede aportarme referencias tuyas?

Si no has añadido las referencias a tu currículum, debes estar preparado y llevar una lista con las personas que mejor te conozcan y que mejor opinión puedan dar sobre ti, habla antes con ellos para que sepan que podrían llamarles. A veces no llamarán a nadie, y simplemente lo harán para ver como reaccionas, así que llevándolo preparado te apuntarás un tanto.


5. ¿Has cometido algún error profesional?

Cuando reconoces un error, tienes la oportunidad de hacerlo mejor la próxima vez, así que no tengas miedo en reconocerlo. Todos cometemos errores. Pero siempre explica lo que aprendiste, y de qué forma lo hubieses hecho ahora que tienes mayor experiencia.


6.¿Por qué estuviste tanto tiempo sin trabajar?

La respuesta no es fácil y dependerá de varios factores, pero puedes responder que no es algo que tengas muy claro. Y seguidamente ponerte en valor, comentándole que tu formación y experiencia son las correctas para el trabajo y que, además, has hecho ciertos cursos, conseguido ciertos clientes, participado en proyectos, o tienes características que te diferencian del resto. La dureza del mercado de trabajo actual también es de sobra conocida.


7. ¿Qué has hecho mientras estabas en desempleo?

Explica cómo has estado buscando empleo de forma activa, demuéstrale que eres una persona con inquietudes y que te interesa seguir formándote. Para ello, nada mejor que citar los cursos, prácticas etc. que has hecho durante tu etapa como desempleado.


8.¿Estás dispuesto a trabajar horas extra?

Es algo a lo que en principio se debe contestar de forma afirmativa, debes mostrar disponibilidad y compromiso, así que no queda otra. Pero si te va a ser imposible, contesta con sinceridad, para evitar malentendidos a posteriori.


Nuestro programa -SOLI-UGT- cuenta con la participación de SOIB y la cofinanciación del Fondo Social Europeo y tiene por objetivo la inserción en el mercado de trabajo de personas en riesgo de exclusión social.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo